ACCESO AL CAMPUS

Idioma

Hoy hablamos de...Stop Loss

Una orden “Stop Loss” es una orden de compra o venta condicionada a que el precio de mercado del activo, alcance un determinado nivel (precio de activación), establecido previamente por el trader. Cuando se cumple esta condición “salta” el Stop Loss, y  se envía una orden al mercado para deshacer la posición.

 

Por ejemplo, supongamos que adquirimos 10 acciones a un precio de 5€ cada una. Si deseamos fijar una pérdida máxima de 1€ por acción, estableceríamos un Stop Loss de 4€. Esto implica que si la cotización en el mercado del título alcanzase estos 4€, “saltaría” el Stop Loss y se lanzaría automáticamente una orden limitada a este precio que se ejecutaría en mercado.

 

De esta forma, a través del Stop Loss se ayuda a limitar las pérdidas derivadas de la compra de valores y así el usuario se asegura un máximo de pérdidas.

 

Se pueden establecer Stop Loss fijos, que normalmente será un porcentaje fijo de la cotización del activo. Este porcentaje marcará la pérdida máxima aceptada por operación.

 

Por ejemplo, supongamos que disponemos de una capital de 100.000 €, y nuestra estrategia se basa en operaciones de 10.000€ y no perder más del 1% por operación, es decir, 1.000 € por operación. Esto implica tener que poner en las operaciones un Stop Loss de 1.000 €, lo que supone un 10% por operación, si en la operación hemos comprado a 8,18€, el Stop Loss quedaría fijado en 7,362€.

 

El problema de establecer los Stop Loss de esta forma es que el precio fijado (7,362€ en nuestro ejemplo) no sea lógico. Es decir, supongamos que este activo presenta un soporte de 7,33€, en este caso puede suceder que la cotización del activo rompa el Stop Loss pero no el soporte.

 

Ante esta situación el inversor ha cerrado la posición con pérdidas al ejecutar Stop Loss, pero la inversión es válida ya que no se rompió el soporte, e incluso se podrían haber obtenido beneficios. De esta forma, lo lógico sería haber situado el Stop Loss un poco por debajo del soporte.

 

Siguiendo con nuestro ejemplo, parece que lo más lógico es establecer el Stop Loss por debajo de 7,33€, por ejemplo 7,25€, y para no exceder los 1.000 € máximos de pérdidas asumibles por operación, se debe reducir el número de títulos comprados.  

 

 

Stop Loss Fijo

Stop Loss Fijo + Soporte

Precio Compra

8,18

8,18

Stop Loss

7,362

7,25

Pérdida Máx. Total

1.000

1.000

Pérdida Máx. por Título

0,818 = (8,18 – 7,362)

0,93 = (8,18 – 7,25)

Nº títulos

1.222 = 1.000 / 0,818

1.075 = 1.000 / 0,93

Importe operación

9.995,96 = 1.222 * 8,18

8.793,50 = 1.075 * 8,18

 

Frente a los Stop Loss Fijos, tenemos los Stop Loss Dinámicos, en este caso, el precio de activación de la orden es un porcentaje de variación sobre el precio, de tal forma que en una orden de compra, si el precio de mercado sube, el precio de activación irá subiendo proporcionalmente, mientras que si baja, el precio de activación se mantiene fijo.

 

Por ejemplo, supongamos que establecemos un Stop Dinámico al 1% sobre unas acciones. Las hemos comprado a 5,99 euros y el Stop saltaría a 5,93 euros. Siguiendo el gráfico de a continuación, si el precio del título sube en el mercado el precio al que saltaría el Stop también subiría, representado por la línea roja. En el punto máximo de cotización, 6,43 euros, el Stop quedaría fijado a 6,36 euros, momento en que empieza a bajar la cotización y el Stop termina saltando a este nivel unos días después.

 

Añadir nuevo comentario

Contacto

Cursos de trading, bolsa, análisis chartista, indicadores técnicos y fondos de inversión