ACCESO AL CAMPUS

Idioma

Hoy hablamos de...

¿Qué necesito para empezar a operar en bolsa?

 

Si todavía no te atreves a dar el paso de empezar a invertir en bolsa este es tu artículo.  Cuando se entra en el mundo de la inversión bursátil es normal que la gran cantidad de conceptos lleguen a abrumar y que surjan multitud de preguntas: ¿con cuánto dinero empiezo?, ¿en qué invierto?, ¿y si lo pierdo todo?, ¿dónde se compran las acciones?

Todas estas preguntas tienen respuesta y la formación nos ayudará a limitar considerablemente el riesgo de nuestras inversiones.

¿Dónde se compran las acciones?

Lo primero que necesitas es un bróker. Para comprar o vender cualquier activo cotizado en bolsa es necesario poseer una cuenta de inversión, que puedes abrir con tu banco o  con una sociedad de valores. El abanico de oferta es bastante amplio y los precios varían considerablemente entre las distintas firmas, aunque en general las sociedades de valores ofrecen comisiones más competitivas que los bancos.

Lo de comprar acciones vía telefónica ya es prácticamente historia y, en la era del desarrollo digital, lo más sencillo es utilizar una plataforma online para realizar nuestras operaciones. El proceso es muy sencillo: a través de la plataforma podremos ver el abanico de productos que ofrece nuestro bróker y su precio de cotización, por lo que directamente podremos ejecutar nuestras órdenes previo pago de la correspondiente comisión.

 

¿Con cuánto dinero empiezo?

Esta es una pregunta muy recurrente entre la gente que comienza su andadura en los mercados y la verdad es que no hay una respuesta concreta. Uno de los conceptos que hay que tener claro es que nuestro bróker o banco nos va a cobrar una cantidad fija por operación que pasará a ser variable a partir de cierta cantidad.

Por ejemplo, es común encontrar comisión fija de 10 euros por operación con un variable porcentual a partir de cierta cantidad. En el caso de que el coste fijo sea para todas las compras inferiores a 1.000 euros, cualquier cantidad invertida por debajo de este umbra estará pagando comisiones en exceso, es decir:

Si invertimos 600 euros y la comisión fija es de 10 euros, el coste porcentual será del 1,6%, mientras que si nuestra inversión es de 1.000 euros, la comisión será del 1%.

A partir de aquí será importante diferenciar entre productos y tipo de inversión. Mientras que para invertir en acciones a largo plazo bastaría con tener en cuenta el requisito previo, para un trading más intensivo sería aconsejable empezar a invertir en torno a los 3.000 euros, ya que si utilizamos una cuenta más pequeña corremos el riesgo de poner en juego más capital del idóneo en cada operación.

Aparte de estos conceptos, uno que si me gustaría recalcar es que para invertir en bolsa hay que utilizar dinero que no vayamos a necesitar, ya que si no estaremos arriesgando un capital del que no disponemos y lo más lógico es que esto nos dé más dolores de cabeza que alegrías.

 

¿En qué invierto?

Lo más aconsejable es comenzar con productos poco complejos, como acciones, entender cómo funciona el mercado y ver muchos gráficos. A partir de aquí deberemos estar en continua formación, aprendiendo sobre diferentes productos y técnicas de trading, para en un futuro poder operar en activos más complejos como las divisas, las materias primas, bonos, etc.

 

¿Y si lo pierdo todo?

Perderlo todo supone el fin de nuestra andadura en los mercados, pero como ya hemos comentado antes, no debe suponer la ruina. La bolsa no debe llevarse el dinero que necesitemos para comer, pagar el alquiler/hipoteca, comprar ropa etc.

Teniendo esto en cuenta, hay herramientas que nos permiten limitar el riego y para esto, vuelvo a insistir, es necesario formarse como un profesional. Además de los distintos sistemas de gestión monetaria que existen, debemos familiarizarnos con la utilización de stops.

Los stops son un tipo de órdenes que limitan nuestras pérdidas, un ‘botón de emergencia’ que nos sacará del mercado si las cosas se ponen feas. La utilización de plataformas de trading online nos permite poder definir hasta cuánto dinero queremos perder, y junto a las técnicas de gestión monetaria, el stop loss debe ser un componente básico de cualquier sistema de trading.

 

Estamos seguros de que este artículo no resolverá todas vuestras dudas, ya que en el mundo de la bolsa cada día se aprende algo nuevo. Por ello, os animamos a que nos comentéis cualquier duda que tengáis en los comentarios de abajo o también podéis escribirnos a tutores@academiademercados.com y estaremos encantados de responderos.
 

Añadir nuevo comentario

Contacto

Cursos de trading, bolsa, análisis chartista, indicadores técnicos y fondos de inversión