ACCESO AL CAMPUS

Idioma

En el trading, tú eres tu propio Demonio:

APRENDE A CONTROLAR PÉRDIDAS

 

Alberto López, Senior Trader en OSTC y colaborador en Academia de Mercados. 09.12.2016

 

 En las motos hay dos tipos de motoristas, los que se han caído y los que se van a caer.

Pues en el trading pasa lo mismo. Están los traders que han tenido una pérdida grande y los que la van a tener. No eres un trader de verdad, hasta que nos has pasado por una mala experiencia.

Es importantísimo pensar siempre en lo que puedes perder y no en lo que puedes ganar. Y calcular bien La probabilidades para reducir ese riesgo al mínimo posible.

Una vez que tienes experiencia y sabes cómo se comporta el mercado, a partir de aquí, un 90% depende de la psicología. 

En unas semanas lanzaremos un servicio de trading en vivo. Haré trading e iré comentando durante una hora y media todo lo que se me pase por la cabeza cuando veo mis pantallas. No lo haré con un simulador, si no con mi cuenta real de trading. Es muy fácil ganar con un simulador, donde no confluyen las sensaciones reales de pérdidas y ganancias.

En mi vida como trader, he tenido pérdidas de todos los colores. Desde que tenía 15 años sabía que este era el trabajo de mis sueños. Amo mi trabajo, disfruto e incluso trabajo inconscientemente. En mis ratos libres, cuando me despierto por la noche, en un descanso de un partido de pádel, cuando estoy viendo una película… en cualquier momento me gusta conectarme a Investing.com (aplicación que te permite ver el mercado en tiempo real gratis) y ver que están haciendo los mercados. Inconscientemente trabajo 24 horas.

Cuando tenía 16 años, me acuerdo que era dificilísimo seguir los mercados. No había los móviles de ahora. A lo único que yo tenía acceso para ver el mercado era el teletexto, y ni siquiera tenía en la televisión de mi casa. Llamaba a un amigo para que me dijese las cotizaciones del teletexto y me llevaba una radio al colegio para escuchar cada 30 minutos radio Intereconomía. No sé cuando estaba más loco y enamorado de los mercados, si antes o ahora.

Volviendo a las pérdidas, daría para muchos artículos explicar las sensaciones que te invaden ante una pérdida. Son sensaciones de agresividad, odio hacia ti mismo, de soberbia, de impotencia, de ansiedad... todas estas sensaciones son difíciles de evitar, pero lo importante son las consecuencias que puedan tener.

Es en este momento, cuando un trader se puede convertir en héroe o villano condenado al infierno.

HÉROE: si consigue aislar todas estas sensaciones, y controlar la pérdida. Tomándose un descanso para recapacitar y ver en qué ha fallado.

VILLANO CONDENADO AL INFIERNO: si se deja llevar por estas sensaciones y empieza a tratar de recuperarlo rápido. Sin hacer ningún tipo de análisis. Con stops absurdos, intentando buscar una tendencia tonta, haciendo over trading ( esto es cuando haces más operaciones de las que estás acostumbrado sin el mercado lo justifique), siendo agresivo, soberbio (el mercado se equivoca y yo tengo la razón).

Es curioso ver cómo tanto las pérdidas como las ganancias de los traders se retroalimentan. Cuando pierdes, inconscientemente, cambias tu modus operandi y esto es lo que hay que tratar de CONTROLAR.

Casi todas las pérdidas grandes que he tenido han sido por la misma causa: No adecuar la volatilidad del mercado al tamaño de mi posición y al STOP. Pasa pocas veces, pero cuando superas tu Stop de forma inesperada, es difícil controlarte. Para ello, en todas nuestras oficinas de traders, existe la figura del Risk Manager. Se supone que un trader tiene que ser capaz de controlarse y perder controladamente. Pero si no lo hace, el Risk Manager viene, te da una palmada en la espalda o un grito, y te dice: VETE A CASA QUE MAÑANA HAY QUE VOLVER!!

Conclusión: PACIENCIA, PACIENCIA Y PACIENCIA. El 90% del dinero se hace en el 10% del tiempo haciendo trading intradia. Analizando bien estos parámetros claves: VOLATILIDAD, TAMAÑO DE LAS POSICIONES Y STOP.

 

Añadir nuevo comentario

Contacto

Cursos de trading, bolsa, análisis chartista, indicadores técnicos y fondos de inversión