ACCESO AL CAMPUS

Idioma

Flash Crash, Spikes, Saltada de Stops, Margin Calls

Alberto López, Senior Trader en OSTC y colaborador en Academia de Mercados.  21.11.2016

 

Son 4 términos diferentes pero están todos relacionados entre sí.

Todos ellos suponen grandes oportunidades. Pero hay que tener cuidado porque también te pueden fundir una cuenta.

Cuando operas con futuros es importante saber, qué factores son los que se tienen que dar para que exista la probabilidad de perder todo tu dinero. De esta forma se podrá reducir ese riesgo al mínimo.

Muchos retail traders buscan el mayor apalancamiento posible, pero, es un arma de doble filo. El apalancamiento hace que puedas ganar muchísimo con muy poco, pero también hace que la probabilidad de perderlo todo sea muy muy alta.

 

¿Qué es una Saltada de Stops?

Es una situación en la que los participantes en el mercado no pueden asumir más perdidas, y buscan cerrar sus posiciones lanzando órdenes de ejecución a mercado. Eso hace que el precio se desplace de forma brusca. Normalmente pasa cuando el mercado va en una dirección sin hacer rebotes en un espacio temporal corto. También aparece en soportes y resistencias importantes.

Saber identificar cuando saltan stops es importantísimo a la hora de hacer trading. Suelen indicar giros en el mercado, o como mínimo, que el mercado va a rebotar contra la tendencia.

Se pueden operar de muchísimas formas, que explico en mis sesiones en vivo. Al final, saber dónde van a saltar stops, te lo da la experiencia. No es una regla escrita.

Hay varias clases de saltadas de stops. Están las propias del día a día, que son simples desistimientos de participantes que desean cortar posiciones y provocan un movimiento brusco pero no acusado. Son simples Spikes, o cambios rápidos en el precio.

Las capitulaciones pueden desembocar en numerosos Margin Calls, situaciones en las que las cuentas de garantía de los traders caen por debajo del mínimo y los brokers les requieren para que aumenten los márgenes, bien transfiriendo fondos, bien cerrando las posiciones, y por último en un Flash Crash, caída en espiral de las cotizaciones.

Una capitulación se produce cuando un lado del mercado claudica. Actualmente podemos estar cerca de ello en los bonos soberanos. Se produce cuando el mercado se mueve de forma muy acusada y sin rebotes hacia un lado. Se puede llegar a un efecto bola de nieve cuando se producen Margin Calls y entonces el mercado empieza a ejecutar órdenes a mercado porque los inversores llegan a tanta pérdida que no tienen para cubrir las garantías de sus posiciones.

El mayor Flash Crash, y el que dio origen al concepto, ocurrió el 6 de mayo de 2010, cuando el Dow Jones se precipitó unos 1.000 puntos (un  9%), para recuperarse 15 minutos después.

 

Fuente: CNN Money

El episodio no tuvo una causa identificada (se habló de que un único operador de bolsa podría haber tenido la culpa, algo que muchos consideran improbable), pero llevó a que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (SEC) votara nuevas regulaciones que automáticamente detienen las transacciones de títulos cuyo precio cambia más de 10% en un período de cinco minutos.

En abril de 2013, fueron las redes sociales las que precipitaron la caída: un tuit en la cuenta de la agencia AP, que había sido hackeada, difundió la noticia de un supuesto atentado contra la Casa Blanca y el Dow tardó segundos en perder 130 puntos.

 

Fuente: CNN Money

 

Uno de los más recientes es el sufrido en la libra esterlina del pasado 7 de octubre donde en cuestión de segundos se desplomó un 6%, un rango muy grande para la cotización de una divisa.

 

 

Actualmente el mercado ha puesto corta fuegos para que esto no se produzca, pero aun así se pueden dar oportunidades interesantes poniendo órdenes muy fuera de mercado.

Veamos un ejemplo de estrategia en un producto donde los stops suelen saltar con frecuencia, el oro:

Venta con orden de stop en 1199.4 limitada a 1198.

Esto quiere decir que en el peor de los casos, me pueden ejecutar la orden a 1198. Una vez entre la orden pondríamos un stop en 1200.4 limitada a 1201. El objetivo de ganancia sería una variación de 15 dólares, y teniendo en cuenta que el tamaño del contrato es de 100, estamos ante una ganancia objetivo de 1500 dólares contra una pérdida de 100 dólares.

Casi todos los brokers te dejan poner esta serie de órdenes condicionadas, con lo que no hace falta un seguimiento del producto.

Añadir nuevo comentario

Contacto

Cursos de trading, bolsa, análisis chartista, indicadores técnicos y fondos de inversión