ACCESO AL CAMPUS

Idioma

Gestión Pasiva: ¿Cuándo comprar?

José Ignacio Gascón, Senior Trader de OSTC y colaborador de Academia de Mercados. 04.04.2017

“La bolsa es el único mercado del mundo donde los clientes se sienten molestos con las rebajas”

Activando el piloto automático

“La bolsa americana está cara”, era el tema de discusión con algún compañero esa mañana. No creo que a ninguno que siga los mercados y me esté leyendo le asombre esta discusión, el problema es que ya han pasado 4 años desde que teníamos esa charla y los índices americanos han seguido volando.

 

¿Hablamos del rally de los bonos?, están dopados hasta las cejas por las políticas monetarias de la FED y BCE, pero esto ya es un tema[1] que viene de lejos y que daría para horas de discusión.

 

Pero un momento, ¿esto no era gestión pasiva? Y entonces, ¿cuándo es buen momento para comprar?

Aquí es donde vamos a introducir un método increíblemente sencillo pero a la vez brillante para tomar posiciones: en contra partida a entrar con todo nuestro capital disponible en un momento dado (Lump Sum[2]). Vamos a acumular participaciones en los fondos utilizando el método de DCA[3] (dolar cost averaging), que es tan sencillo cómo invertir la misma cantidad monetaria regularmente (anualmente, mes a mes...).

Al ser la misma cantidad, cuando suba la bolsa vamos a comprar menor cantidad de acciones a precios altos, y cuando baje vamos a comprar mayor número de participaciones a precios bajos. De hecho, al ser nuestro horizonte temporal a largo plazo (yo por ejemplo, un sevillano de 34 tacazos, voy a 30 años), debemos de sentirnos cómodos cuando lleguen las caídas, QUE LLEGARÁN, puesto que compraremos más acciones a mejores precios, y es importante el aspecto psicológico, pues en esos momentos parecerá que se acaba el mundo y la gente verá cisnes negros, deberemos mantenernos firmes en nuestro plan de inversión y vernos como propietarios de empresas en vez de poseedores de acciones.

Entrando en el peor momento posible (justo antes del crack del 29[4]) no hay un periodo donde a 5 años no acabemos con rentabilidades positivas haciendo DCA.

(Nota: existe un método que puede incluso dar mejor resultado que el DCA, conocido como value averaging[5], requiere una intervención más activa y por eso aconsejo DCA para automatizar nuestra cartera.)

Por lo tanto, empieza con tu cartera cuanto antes mejor, da igual cómo veas la bolsa de barata y cara, es muy probable que si empiezas ahora pienses que estás comprando en máximos, yo he empezado ahora y ojala baje, así seré dueño de más empresas a mejores precios en las siguientes aportaciones.

Vamos a empezar nuestra primera cartera bogle, partiendo de lo más sencillo posible:

 

 

¿Por qué Index Funds en vez de ETFs?

Bueno, en España los ETFs se consideran fiscalmente[6] acciones y por tanto no son traspasables, es la razón principal. Retrasar el paso por el fisco nos beneficia por el interés compuesto, ese 19%-21% sobre beneficios está mejor en nuestra cartera rentando que con Montoro.

¿Por qué?

Son dos fondos de bajo coste (0,30% y 0,20%), indexados globalmente y de acumulación (reinversión de dividendos, beneficio fiscal) y ambos en euros (bajamos la volatilidad de la cartera) encima de dos de las gestoras más importantes y líquidas del mundo. La cartera pasiva más simple con sólo dos instrumentos.

¿Por qué 70/30 Renta Variable/Renta Fija?

Históricamente la Renta Variable es más rentable que la Renta Fija (ni digamos cómo están ahora los cupones de los bonos), sin embargo, será un buen colchón cuando vengan mal dadas y suavizará nuestra cartera en conjunto. Ya el porcentaje que asignemos dependerá de nuestra edad y de nuestra aversión al riesgo.

¿Cómo decías que íbamos a hacer las aportaciones?

Vamos a promediar en costes monetarios DCA, propongo aportaciones mensuales con rebalanceos de peso una vez al año. Vamos a suponer que tenemos una capacidad de ahorro de 500 € mensuales, pues vamos a suscribir 350€ al fondo de renta variable global y 150€ al de renta fija.

¿Y eso del rebalanceo?

Lo único que sé seguro es que los mercados fluctuarán, por tanto cada año traspasaré de renta variable a renta fija o viceversa para volver a dejar mi porcentaje objetivo, en este caso 70/30.

 

¿Cuál es la conclusión que sacamos?

No sabemos a priori que clase de acción (¿americanas?, ¿europeas?, ¿emergentes?...) serán las ganadoras los próximos años ni cuándo será el mejor momento para entrar, lo único que conocemos de antemano es cuánto serán los costes.

Por tanto los costes serán nuestra prioridad, seleccionaremos los instrumentos con menor TER (coste financiero) y mejor coste fiscal (reinversión de dividendos y traspasables), y compraremos todo el mercado entrando de manera sistemática.

En el siguiente y último capítulo vamos a ver cómo gestionar la cartera a lo largo del tiempo, y veremos alguna cartera más compleja.

 

 


[1]“Keynes vs Hayek: El choque que definió la economía moderna”, Nicholas Wapshott

[2]http://www.investopedia.com/terms/l/lump-sum-payment.asp

[3]“Los cuatro pilares de la inversión”, William Bernstein

[4]https://es.wikipedia.org/wiki/Crac_del_29

[5]“Value Averaging”, Michael E. Edleson

[6]http://www.bolsamania.com/noticias/fondos/la-discriminacion-fiscal-a-los-etf-espanoles-amenaza-su-supervivencia--2474004.html

Añadir nuevo comentario

Contacto

Cursos de trading, bolsa, análisis chartista, indicadores técnicos y fondos de inversión