ACCESO AL CAMPUS

Idioma

Inversores aversos a las pérdidas

Andrés Sevilla, Trader de OSTC y colaborador de Academia de Mercados.  28.03.2017

Tenemos miedo a las pérdidas y no al riesgo

Según las finanzas tradicionales los individuos somos aversos al riesgo y actuamos siempre de forma racional. Además, tenemos información perfecta y tratamos de maximizar nuestra utilidad.

Nada más lejos de la realidad.

Absolutamente nadie se comporta siempre de forma racional y tiene información perfecta. Como explican las finanzas conductuales – que nacen de la unión de la psicología, la economía tradicional y la neuroeconomía - tampoco somos siempre aversos al riesgo. Vamos a ver por qué.

 

Las finanzas conductuales asumen que los seres humanos podemos comportarnos a veces de forma racional pero otras de forma emocional. Por ello, podemos ser aversos, neutrales o buscadores de riesgo. O una combinación de las tres. Dependiendo de cada situación y de cómo la información se nos presenta.

Lo más útil de esto en el trading es que afirma que los inversores somos aversos a la pérdida y no al riesgo. Es decir, el riesgo no nos importa. Lo que no queremos es tener pérdidas. Por ello, tendemos a actuar de forma racional con las ganancias pero emocional con las pérdidas.

El problema de esta naturaleza humana en la inversión es que nos impulsa a querer cortar rápido las ganancias pero dejar correr las pérdidas. O dicho de otra manera, somos aversos al riesgo en las ganancias pero buscadores de riesgo en las pérdidas. Por esa razón nos arriesgamos más cuando afrontamos una pérdida, cuando racionalmente deberíamos hacer lo contrario.

 

Vamos a ver un ejemplo sencillo para entenderlo. Imagina que tienes que elegir entre dos opciones para cobrar un pequeño trabajo que has hecho:

  • En la primera te ofrezco tirar una moneda al aire, si sale cara te pago 200 euros, pero si sale cruz no te pago nada.
  • En la segunda te doy los 100 euros que habíamos acordado.

¿Qué elegirías?

Lo racional es escoger los 100 euros, porque como la esperanza del resultado es la misma en los dos casos (100 euros), es más racional escoger un ambiente de certeza. Esto es lo que elige la gran mayoría de los mortales. Es decir, se comporta de forma racional a las ganancias. Pero, ¿y con las pérdidas?

 

Imagina que llegas a un hotel y el personal de recepción te ofrece dos opciones para cobrarte:

  • En la primera pagas los 100 euros que cuesta la habitación.
  • En la segunda opción te ofrece tirar una moneda al aire, si sale cara pagas 200 euros, pero si sale cruz te alojas gratis.

¿Qué prefieres?

En este caso, la mayoría de las personas opta por la opción 2. Jugársela por si sale la noche gratis. Esto no es un comportamiento racional sino emocional. Lo racional sería, al igual que con la ganancia, elegir la pérdida certera. La esperanza matemática es la misma en ambos casos (-100 euros), pero escogiendo pagar 100 euros directamente estamos eligiendo certeza y actuando de forma racional.

 

El resultado que aportan las finanzas conductuales al trading es que las personas tendemos a comportarnos de manera racional con las ganancias pero emocional con las pérdidas. Por eso es tan difícil cumplir con la regla del trading de cortar las pérdidas y dejar correr las ganancias. Estamos luchando contra nuestra propia naturaleza.

Añadir nuevo comentario

Contacto

Cursos de trading, bolsa, análisis chartista, indicadores técnicos y fondos de inversión