ACCESO AL CAMPUS

Idioma

Las dos caras del trading: la profesional y la amateur

Andrés Sevilla, Trader en OSTC y Colaborador de Academia de Mercados

El mundo de la inversión está formado por millones de personas. Por pequeña que sea nuestra aportación casi todos formamos parte de los mercados financieros, ya sea mediante un depósito en el banco, la compra de unas acciones o la inversión en un fondo.

La obtención de información es una herramienta cada vez más poderosa en todos los sectores profesionales. En los mercados financieros es esencial. Difundir un dato puede voltear el precio de una acción o subir el interés que paga un país por su deuda. Por eso atrae a tanta gente y hay tantos especuladores e inversores que nos dedicamos a ello. Es un trabajo que pone a prueba todos tus sentidos.

Otra de las herramientas esenciales para invertir en los mercados es la formación y la experiencia. Es aquí donde se distinguen claramente las dos caras del trading. Por un lado están los inversores profesionales (como los bancos de inversión, gestores de fondos y traders profesionales) y por otro lado, los inversores o ahorradores particulares.

Es muy importante tener en cuenta los conocimientos y experiencia que se necesitan para invertir con éxito en los mercados.

No existe ninguna fórmula mágica para ganar dinero en bolsa.

Por muchos libros y gurús que hayan escrito sobre eso. Esto hay que tenerlo siempre claro.

Es precisamente por la cantidad de gente que se ha creído esa fórmula mágica y ha perdido su dinero, que hay tantos ahorradores con miedo a invertir en bolsa y sacar partido a su dinero. La mayoría de la gente no quiere invertir por miedo a perderlo todo. Sin embargo, mediante una buena gestión patrimonial se puede sacar mucho provecho al dinero. Eso sí, es necesario hacerlo de manera profesional, ya sea invirtiendo de la mano de gestores profesionales o acudiendo a asesores financieros cualificados (EAFIs, planificadores con CFA, EFPA o similares), no a asesores comerciales que solo quieren tu dinero para llevarse una comisión.

Igual que con la salud queremos que nos atienda un médico profesional y no un hechicero, con el dinero tenemos que acudir a un profesional financiero.

Si lo que quieres es gestionar tú mismo tu patrimonio necesitas convertirte en un profesional, para ello hacen falta muchos conocimentos y experiencia. Empezar a invertir tu dinero en bolsa siguiendo los consejos de un amigo o siguiendo los pronósticos de un gurú es tirarse al abismo. Es como lanzarse desde un helicóptero con unos esquís sin haber esquiado en la vida. Eso solo lo hacen los profesionales. Aunque un gurú te diga la técnica para esquiar sin caerte desde el helicóptero, es seguro que vas a caer rodando y te vas a hacer daño. Y si consigues descender bien, será pura suerte.

Dado que en el trading puede haber ocasiones en que la suerte reparta beneficios, han surgido cientos de plataformas para captar a inexpertos que utilizan la bolsa como si fuera un casino. Pero no es así de fácil. Puedes ganar una o dos veces bastante dinero. Pero si lo que quieres es ganar dinero a largo plazo y sacar rentabilidad a tu patrimonio, tienes que invertir como un profesional. Para ello tienes dos opciones, contratar a uno o convertirte tú mismo en un profesional, lo que supone años de formación, entrenamiento y experiencia.

Nadie se hace profesional de un sector de la noche a la mañana.

Añadir nuevo comentario

Contacto

Cursos de trading, bolsa, análisis chartista, indicadores técnicos y fondos de inversión