¿Por qué a la banca no le afectaría el impuesto hipotecario?

El impuesto hipotecario que pretende imponer el gobierno a la banca y que serían resarcidos  los clientes con una antigüedad no mayor a 4 años no afectaría en demasía  a los bancos porque estos, como es costumbre, trasladarían estos gastos a los intereses de futuras hipotecas de los clientes, a quienes en teoría se “defienden”.

Ya sabemos que el Estado brindó ayuda a las entidades bancarias tras la crisis de 2008 y que uno de ellos, Bankia, sigue inmerso en el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La norma legal

Hay documentos legales como los actos jurídicos documentados que forman parte de la gestión de las hipotecas. España no es el único país de la UE que cuenta con este impuesto, Francia, Italia y Portugal también cuenta con el mismo y lo paga el cliente también, no obstante en nuestro país es donde el mismo es más elevado que los países mencionados.

Cabe destacar que Alemania, Holanda y Reino Unido no cuentan con este tipo de impuestos.

Para comparar, el “Contribution de Sécurité Immobilière” en el país galo es de 1,2 veces de equivalencia al préstamo. Mientras que en España el mismo asciende entre 1,4 y 1,5.

Un impuesto que siempre lo terminarán pagando los mismos

Lo cierto es que los impuestos siempre ha sido la forma de financiar el Estado pero siempre, valga la redundancia, afecta directamente al trabajador. Como dijimos antes, la banca repercutiría este gasto directamente en el cliente.

Una noticia que surgió hace unos días en torno a esto fue que el Estado eximiría a la banca del pago de este impuesto si el destinatario es el mismo o la iglesia. Algo que genera polémica y termina dejando indefenso como siempre al consumidor.

Aunque un presentación ante la justicia ante un incremento de gastos o impuestos exagerado o que no corresponda puede ser considerado como un acto colusorio por un tribunal de justicia, es decir dos partes se unen para perjudicar a un tercero, y ahí sí que la banca debería preocuparse.

Las hipotecas fueron, son y serán, pero ¿y si no hay clientes?

Todos sabréis que el negocio de los bancos son los intereses que ganan por prestar dinero y más en tiempos donde el BCE mantendrá hasta el próximo verano los tipos en cero, aunque retirará a finales de 2018 el QE.

Las hipotecas no se dejarán de solicitar pese a los incrementos que hayan, sin embargo este tipo de acciones ralentizarán sus solicitudes, sin olvidar que el paro sigue en dos dígitos y las precarias condiciones laborales tampoco ayudan a mejorar la economía de la principal y lamentable fuente de ingresos para el Estado, el trabajador.

Si nos centramos en un aspecto estrictamente técnico de los principales componentes bancarios  españoles  estos aun permanecen a la baja, exceptuando a Bankinter y Caixabank que recuperan terreno. Lo contrario al resto de entidades que rompen soportes y continúan la tendencia bajista imperante en el sector.

¿Deberíamos preocuparnos por esto si estamos invirtiendo en el sector bancario? Pues no hacer caso omiso y analizar bien la exposición a los mismos en nuestra cartera con su correspondiente análisis técnico y fundamental. Pero recordad que el Estado, aunque parezca lo contrario, nunca irá en contra de la banca.

0 comentarios en "¿Por qué a la banca no le afectaría el impuesto hipotecario?"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

Centro de estudios financieros